Make your own free website on Tripod.com


 
 

 Entrevista extraida del RUTA 66, realizada por Rafa Cervera
1990



 
HIEDRA LUNAR

Su caso parece imposible en una escena dominada por falacias "rockeras", pop light y aspirantes al principalato de los 40 de la Ser. Javier Corcobado (al frente de Mar Otra Vez y Demonios Tus Ojos, o en solitario) es una anomalia que -gracias a la bendición de su sello- sigue apostando por las sensaciones dificiles y los métodos heterodoxos. La entrevista que sigue a continuación discierne si beber bilis en lugar de horchata es un acto de presunción, un suicidio comercial planificado o un gesto sincero.

No hay nada similar en el mundo del pop español. Ni antes, ni ahora, y me temo que tampoco lo va haber inmediatamente después. Existe ya una pequeña dinastía de no-músicos, ejerciendo como alternativa crispada a la eclosión millonaria del rock nacional, cuya  génesis sonora viene del caos. Vamos a Morir, Amor Sucio, Carmina Burana,... todos tienen alguna deuda con Javier Perez Corcobado, la airada presencia que fundó 429 Engaños en los tiempos en que Radio Futura eran objeto de culto.
El ruido organizado era la clave, aún cuando la organización brillaba por su ausencia. Más tarde Mar Otra Vez, el nombre más radicalmente revolucionario en la música contemporanea patria, derramó casi de incónito su candente semilla, fecundada por Demonios Tus Ojos en el sigiente trayecto musical de Corcobado.

"Agrio Beso" marca un nuevo capítulo en esta historia, tan desconocida como intrigante; mientras el público empieza a asimilar las virulencias del rock reorganizado de Sonic Youth y Pixies, Corcobado procede un nuevo asalto a la sorpresa donde la angustia asume formas mucho más engañosas y sutiles de lo que jamás se pudo pensar.
Este Corcobado es el mismo que se excedía una y otra vez entre rudos armazones
electricos, obsesionado por los fantasmas de James Douglas Morrison, el veneno sexual de James Chance y la voracidad de James Brown. 1990 conocerá al Corcobado que comparte casi sin saberlo la misma obsesión por el amor y la muerte
que Jacques Brel; un músico explosivo en pleno proceso de realización como compositor y cantante. No hay que dejarse despistar por su concepción de lo estándar
todavía hay mucho riesgo entre esos surcos.
 

 Lo primero que llama la atención es que "Agrio Beso" viene firmado por Corcobado; toda una reafirmación de sus necesidades expresivas, este es el disco que su autor siempre quiso grabar  y nunca pudo.
 Lo tenía en mente desde que Mar Otra vez se disolvió; de hecho, el disco de Demonios Tus Ojos iba a ser mi primera obra en solitario. Ocurrió que yo tenía serios problemas  en aquellos días, me sentía muy inseguro, incapza de soportar todo el peso de una carrera como solista. Los músicos no estaban demasiado conformes con la idea. Yo les gustaba, me seguían pero apostaban por la idea de una banda. Conmigo como cantante y lider, pero dentro de una banda. No logré que la idea de mi disco en solitario sobreviviese a los días de ensayo. ¿Las razones? Bueno, ya te he dicho que basicamente todo se remite a un problema mío, a mi inseguridad. Es cierto que no recibí el apoyo de los demás, pero no me considero quién para acusar a nadie, salvo a mi mismo por no haber sido capaz de tener las cosas suficientemente claras 
 

El disco de Demonios Tus Ojos debió ser en realidad el elepé de Javier Pérez Corcobado, una dosis de blues retorcido que siguiendo el camino de sus antecesores, vendió todavía muchas menos copias.La España Pop no tiiene tiempo para los casos especiales. Gasa sí;es el sello que durante cinco años ha plastificado todas y cada una de las pesadillas de Corcobado, en un alarde de valentía poco corriente. Pero Javier no es solo sinónimo de rareza, tal y coom constatan las canciones más suaves y conmovedoras de "Agrio Beso". Al fin y al cabo, también es el autor de la letra de "Tucan", uno de los últimos  singles de Esclarecidos. Volviendo a la estricta actualidad, "Agrio Beso" se benefícia de contribuciones melódicas impensables en otras épocas, que se codean con los momentos de sobreexcitación sonora propios del autor. Hay baladas -una, de Nino Bravo-, hay no wave, hay rock duro. 
El semén de todo esto viene de un cambio en mi método de composición. Generalmente adapto la música a la letra, pero en el caso de "Nieve Roja"
-un mosaico de referencias a Brecht y los Doors enlazadasen una melancolica revisión de la desesperación a ritmo de vals-  y "Sangre de Perro" me vino a la cabeza una letra y le busqué la melodía adecuada. Tematicamente no creo que hayan grandes cambios, está muy unido al de Demonios. Amtes todo era más rabioso, las letras estaban menos esculpidas. Musicalmente si hay diferencias.
 

Hablar de temas en las canciones de Corcobado es hablar de amor y muerte, algo que siempre ha  estado presente en sus textos.
Me sale así, desde que empecé en esto siempre he hablado de lo mismo salpicandolo con otras cosas. Sexo, pasión, agonía, extasis, suicidio...
todas ellas viajan en la diligencia del amor y la muerte. Lo demás va sumandose en otras estaciones. Ambas cosas giran alrededor de nuestra vida.
Constantemente. Donde no hay vida no hay muerte. Nosotros nacemos de la muerte, de un útero donde no hay vida antes de nuestra fecundación. Eses es nuestro precedente. Y el amor es a lo que más te dedicas durante la vida. O te hacen dedicarte. Pero la muerte me fascina especialmente: es lo más consumista que hay. Te acompaña siempre.

La muerte está presente en muchas de las canciones de Javier P. Corcobado, presentada como una fascinación y familiaridad que recuerdan de algún modo esa constante presencia de la de la guadaña en la vida del medioevo y que se distancia de aquella negación infantil con la que Warhol eludía el tema ("No puedo creer que todo acabe así")
Para mí no es tan triste. Es algo más bello. La muerte tiene el físico de las cosas que más te gustan en la vida.

Una versión de Nino Bravo cerrando la permisividad estilística que ha caracterizado a toda la década anterior no empata ya a casi nadie. Claro que la versión de "La puerta del Amor" no busca sorprender porque sí. Se trata de una elección obvia si se tiene en cuenta que el disco del ex-Mar Otra Vez
es definido por su creador como una colección de canciones estándar, poniendo enfasis en algunas canciones. Se le nota orgulloso de sus nuevas posibilidades
Digamos que he aprendido a hacer canciones. Está claro que me queda mucho por aprender y practicar todavía, pero creo que para componer hay que tener un don especial. Componer no consiste en pasarse horas con una guitarra buscando el acorde que te inspire. Las ideas, las músicas te llegan a la cabeza de repente; luego has de trabajarlas. yo suelo ir cantandolas por la calle hasta que las tengo del todo claras. Pienso que ese es el génesis perfecto para algo que nace para ser cantado.
Para mí este disco es como una recopilación de temas de música popular, canciones que las puede versionear cualquiera. Y las más asequibles que hecho nunca.

A posteriori siempre hay alguna referencia a los Doors, a Brecht, a Suicide. Los Doors son una referencia fija; aquí aparecen en "Madrugada", en Demonios Tus Ojos estaban presentes en "Bar Turbulento". Quizás a partir de ahora fiables comentarios, que aseguran que a raiz de una maqueta de La Caida De La Casa Usher en la que el aún desconocido Corcobado prestó su voz. 
Fue una casualidad, estaban sin cantante y tenían que grabar una maqueta. De todos modos, no me gusta nada como canto en esos temas. Es horrible
iluminó el estilo vocal de algunos conocidos cantantes nacionales, serán verificados. Javier niega creerse tal cosa, pero lo cierto es que su figura es ya suficientemente sólida como para dejar constatada una influencia. Con un álbum que consolida su talento gracias a un arrebatador cruce de tendencias que responde a una misma razón, sólo resta que llegue el reconocimiento comercial.
Romper con esa especie de tópico sobre mi condición de maldito no es algo que yo pueda dominar. Sencillamente he escrito una serie de canciones coherentes con mi evolución como músico, para poder seguir adelante con mi historia. La gran novedad en esta ocasión es que hay una labor de producción en el disco. Por primera vez no hay estridencias ni exageraciones. Yo soy muy proclive a la exageración. Ha estado muy bien por parte del productor, todo está plasmado de una forma muy válida. Creo que algunas canciones podrían entrar en los 40 Principales. ¿En Rockopop? No sé, igual me desmayo... si me aceptan tal como soy, bien. Si intentasen maquillarme o cambiarme los pantalones...  pues...  igual el próximo disco tendrías que grabarmelo tu con walkman.
 
Tiene fama de no hacer concesiones, pero lo cierto es que "Agrio Beso"
contiene la suficiente valentía como para hacerle cara a cualquier malpensado.
En el fondo soy una persona muy vitalista, muy amena.  Se rie.
Insiste en las ventajas de una buena conexión entre artista "difícil" como él y un productor abierto.  Es la vez que más favor se le ha hecho en el estudio a algo que yo he creado. Es el disco que más me gusta; están algunas de mis canciones favoritas. "Ritmo en la ciudad" es el tema que mejor define mi idea de canción, tiene una base que me permite expresarme perfectamente, algo parecido al "Bolero" de Ravel. Y "Desde tu herida" me produce una sensación muy especial. EStá cerca de Neil Diamond. "Curiosos" quería ser un tema de Sinatra. Me gustaría hacer una bossa, ojalá venga alguién y me pida que cante "Corcovado" de Jobim. También me gustaría que alguien me hiciera canciones, dedicarme más a la interpretación, pulirme como cantante. Sería fantástico poder hacer versiones de todas esas canciones con grandes arreglos orquestales. Ese es el verdadero acompañamiento musical. Nosotros estamos más familiarizados con el rock por una cuestión generacional, pero las canciones que has escuchado de pequeño, en estado casi puro, son las que más te han afectado. Ya sabes, Neil Diamond.
 
Es lo que ocurre cuando has crecido intentando imitara Bobby Farrell -de Boney M-, enamorandote de la perfeción comercial de discos como "Take The Heat Off Me", mientras tus amigos se hartaban a porrosv y alababan las virtudes de Génesis y King Crimson. Quizá Corcobado acabe quitándose la espinita algún día y grabe alguno de los hits de Boney M para el posible horror de muchos. Todavía le queda mucho trecho, y los caminos de un espititu torturado son impensables. Así que, quién sabe.
 

 

 

 Volver a entrevistas