Make your own free website on Tripod.com
 


 
 

 Entrevista de Jesús Rodriguez Lenin para el Rock de Lux
 
Febrero 1992

 


 
Javier P. Corcobado es uno de los talentos más fuertes y personales de la escena musical española. Lo individual de su propuesta, única en el panorama nacional, le ha conferido un aurade autor difícil que no corresponde en absoluto con la verdad de sus planteamientos. Después de haber dejado atrás una relación de seis años con Gasa, Corcobado ha fichado recientemente con un nuevo sello madrileño especializado en música con futuro, Triquinoise.
 Después de cinco años en Gasa, Corcobado ha iniciado un nuevo camino al fichar por Triquinoise. Su último elepé, "Tormento de Tormento", es la prueba
que faltaba para terminar de considerarle el artista más grande de la escena musical española y, si esto fuera una revista de literatura, el poeta más revolucionario que haya surgido en España después de Vicente Aleixandre. Puede que siga sin vender grandes cifras, pero ahora sí que puede decir en voz alta que no se ha hecho la miel para la boca del asno. 

 

Triquinoise es una compañía pequeña en la que tú,  indudablemente, eres la estrella, pero su problema puede ser económico. A lo mejor el entusiasmo no es suficiente...
El entusiasmo y el dinero que tienen es suficiente, al menos por ahora. Además, están volcados en el asunto y lo hacen estupendamente, que es lo importante, y espero que la compañía salga adelante con fuerza. Puede que yo sea el nombre que más suene dentro de Triquinoise, pero eso es lógico, ya que soy el que lleva más años de trayectoria, y ya tengo un público. Pero los demás del sello van a empezar a darse a conocer, porque es algo lógico: hasta ahora no había una compañía discográfica de estas características, dedicada exclusivamente a este tipo de música. Aquí hay una actitud común a todos los grupos que es algo de lo que ningún sello discográfico madrileño se había preocupado anteriormente, aunque también hayan abismos musicales entre cada uno de los grupos de Triquinoise.
 
 
Dices que Triquinoise es la primera compañía que se dedica a "este tipo de música". ¿Qué es lo que te diferencia a ti de la corriente principal del rock que se escucha en las radios?
Que tengo la romántica idea de creer que las canciones se hacen para emocionar, y no para vender. Creo que si haces canciones lo fundamental no es sacar dinero rápido, que es lo que suele hacer la mayoría de los grupos de este país, dadas las circunstancias de nuestro mercado discográfico y de la industria discográfica, que está edificada sobre cimientos de mentiras absolutas, y donde la payola es lo que tenemos delante de nuestros ojos continuamente. La idea romántica de seguir utilizando el rock'n'roll como arte es lo que me diferencia. A mí el dinero no me interesa. Me hace falta, pero es terciario. Prefiero fumar, vivir, viajar, ver cosas, sufrir, cantar. Todo eso es lo que más falta me hace.
 
 
¿Te hace gracia oir comentarios del tipo de que tu música se ha comercializado cuando, por otra parte tus discos se venden poco?
Sí. La gente utiliza la palabra comercial gratuitamente. Una cosa es comercial cuando vende. Yo, al menos, lo concibo así. Tal vez, lo que quieren expresar es que ultimamente, he hecho canciones de corte más clásico que antes. He empleado estructuras más estándar, pero no se han parado a escucharlas ni a desentrañar las historias que se cuentan dentro de ellas. "Desde tu herida", que es una de las canciones que han tildado de comercial, tiene una de las letras más duras y más terriblemente tristes que he escrito nunca... Ellos lo llaman comercial, pero no lo es, porque no ha vendido discos.
 
 
"Desde tu herida" es una canción de estructura clásica, pero también lo era "Culebras", grabada en el segundo elepé de Mar Otra Vez. Sin embargo, entre ambas está lo más duro de tu repertorio, que es tu etapa con Demonios Tus Ojos.
Si. Pero considero que la mayoría de las canciones de Demonios Tus Ojos tienen una estructura clásica, y un tratamiento muy clásico del rock'n'roll y del blues. Llega un momento en el que lo que  yo considero clásico hace que otra gente se lleve las manos a la cabeza. Pero yo creo que se puede hacer de todo, si tiene justificación. Hacer las cosas gratuitamente es algo adolescente, y te da igual la estructura que sea, porque te sale así de dentro. Yo he trabajado mucho mis canciones, y cualquier detalle que se encuentre tiene su justificación.
 
 
¿El primer elepé de Mar Otra Vez era adolescente?
Sí. Era el momento de la muerte de la adolescencia, el declive crepuscular de la pubertad. Es un gran disco, e hizo mucho daño en su época, pero la energía estaba desperdiciada. Yo considero que es uno de los mejores discos de Mar Otra Vez, junto con "Edades de óxido".
 
 
¿Qué opinión te merece ahora " Algún paté venenoso"?
No es un buen disco. Tiene buenas canciones, pero no es un buen disco. Fue grabado en una época demasiado desquiciada para mí y para todos. No viviamos en ninguna ciudad en concreto, viajábamos constantemente y estábamos bastante enfermos todos. Se consiguieron, eso sí, buenas canciones
-"Bajo las ruedas de un tren" es una de mis preferidas, junto con "Canción pequeña 3"-, pero había una locura general que hacía que todo se nos escapara de las manos y, por supuesto Mar Otra Vez acabó mal.
 
 
¿Demonios Tus Ojos fue una aventura fallida?
Fue un gran grupo, aunque efímero: El disco que grabamos ntonces nación con la idea de ser mi primer elepé en solitario, pero eso fue tomando forma de grupo y así quedó. De todas formas, cuando se consolidó el grupo como demonios Tus Ojos yo sabía que iba a durar poco, porque todo estaba al límite
continuamente. Había una energía contenida demasiado fuerte.
 
 
¿Qué te pareció el disco de Vamos A Morir, compañeros ahora de sello?
Es un disco aceptable. No comparto la ideología musical de Vamos A Morir, pero son muy buenos músicos, y tienen mucho que decir instrumentalmente.
Lo que pasa es que ninguna canción me llega al alma, ni me hace temblar, ni me pone la piel de gallina, pero eso casi nadie me lo provoca.
 
 
¿Sigue ahí la sensación de estar sólo en tu aventura musical?
No, ahora estoy acompañado.
 
 
¿Por quién?
Hay grupos como los Labios o 713avo Amor con los que me siento hermanado. Los Labios es el grupo de Javier Almendral, antiguo bajista de Demonios Tus Ojos, y 713avo Amor es un grupo de Málaga, al que he coproducido para un disco que editará Triquinoise. Creo que en estos momentos es el grupo más terrible, espeluznante y fuerte que hay. Tratan la belleza de manera muy consecuente
 
 
¿Cómo los conociste?
Carlos, su cantante, andaba detrás de mí durante mucho tiempo. Quería conocerme y charlar conmigo, porque tenemos muchas cosas en común escribiendo. Al final nos conocimos, me enseño su trabajo y me apasionó.
Es de las pocas cosas que merecen la pena en estos momentos, igual que Los Labios, que es el único grupo "underground" que hay en España ahora.
 
 
¿No supone un problema para conseguir actuaciones el enfocar tu carrera hacía unas formas musicales tan concretas?
Sí, porque en ESpaña no hay circuito "underground". Aquí, eso es como ser vagabundo o marginado. Es un problema. Yo tengo verdaderos problemas para actuar en este pais, que está supuestamente libre de censura, que tiene libertad de expresión. Yo afirmo rotindamente que aquí hay censura en ls medios de comunicación y por parte de los dueños de las salas de conciertos.
 
 
Tu disco viene producido por ti y Ollie Halsall, y puede que ya sea hora de que muchos empiecen a fijarse en ti, porque llamar la atención de Ollie Halsall no es Fácil.
Ollie ha sido músico de John Cale, Kevin Ayrs, Gary Glitter, Radio Futura...,
y es nuestro fan número uno. Justo Bagueste, nuestro saxofonista actual, vivía con él y le puso las canciones de Mar Otra Vez y Demonios Tus Ojos, así como mi primer disco en solitario, "Agrio Beso", y Ollie no podía creer que en España se hiciera este tipo de cosas. Habló conmigo y decidimos trabajar juntos. En principio, también es nuestro guitarrista, aunque al seguir trabajando co John Cale y Kevin Ayers no sé si podrá hacer la gira entera con nosotros, pero para mí ya ha sido un honor haber podido trabajar con él. Nos hemos entendido a la perfección, pese a que yo creía que podríamos tener problemas de comunicación.
 
 
Habemos ahora de otros músicos que sí se han unido a tu nombre. ¿Crees que tu evolución ha sido paralela a la de Nick Cave?
Sí. Lo de Nick Cave y yo es curioso. Se me ha comparado con él muchísimas veces, y creo que es lógico, por el enorme desconocimiento de la gente. Quien no me conoce y escucha mis discos, y sin tener una cultura musical amplia, me compara con Nick Cave, porque no conoce a Alan Vega a James Chance..., y desconoce mucha música. Lo de Nick Cave es curioso porque hay un paralelismo espeluznante. Hay veces que alucino con él, porque ha escrito una canción de la que yo también he pensado un trozo. Y me ha pasado con muchas composiciones suyas; sin embargo, no me considero influido por él. Yo he hecho ver a Nick Cave a mucha gente, y lo que digo es "éste es mi hermano",
porque estamos en el mismo sitio, trabajando para lo mismo. Pero no me ha influido. Más que influencias ha habido coincidencias, y sí reconozco influencias de Alan Vega, que me enseño a gritar. Si no hubiera oído "Frankie Teardrop" no gritaría ahora. También veo influencia de James Chance, que me ha marcado mucho.
 
 
¿Irás a ver a Glenn Branca a Sevilla, donde va a actuar el próximo mayo, dentro del programa de la Expo?
Sí, me encanta. Me parece la cara B del pellejo del rock'n'roll.
 
 
¿Qué puedes decir ahora de la imagen de Corcobado como el hombre llevado al límite del rock'n'roll way of life?
Corcobado está descansando de esa forma forma de vida. Llevo cinco meses sin beber. Hice una cura de desintoxicación del alcohol y lo llevo muy bien. El alcohol primero me  centraba a la hora de escribir. Me ha hecho mucho daño en el cerebro y en el cuerpo, y lo voy a dejar durante una buena temporada,
y después volveré a beber moderadamente, porque me gusta beber. En cuanto a las drogas, afortunadamente no he caído en la heroína, aunque la he tenido muy cerca. De otros tipos de drogas creo que las he probado todas, porque quería conocer y saber los efectos de cada narcótico. Sin embargo, nunca me quedé con ninguna, salvo con el alcohol.
 
 
Para finalizar, ¿qué puedes decir de tu nueva banda, Los Chatarreros de Sangre y Cielo?
Es el grupo perfecto para esta nueva trayectoria. Está Nacho Colis a la batería
que ya formó parte de Demonios Tus Ojos, y que es el bater5ía que mejor se adapta a lo que yo hago, porque toca de una forma inteligente. Justo bagueste, de Rey Lui, está al saxo y es un hechicero de las melodías, y toca con una dulzura impresionante. Nacho Laguna es el bajista y también es poeta. Una de las canciones del disco la hemos firmado a medias. Luego está Javier Arnal, que ha entrado hace poco en el grupo para tocar la guitarra, y Ollie Halsall, del que ya hemos hablado
 
 
¿Qué hace falta para ser un Chatarrero de Sangre y Cielo?
Haber vivido ciertas cosas y poder contarlo, y tener cierto gusto por las cosas.
Quien lo es, lo es por merecimientos, no porque quiera serlo.
 
 

 

Volver a entrevistas