Make your own free website on Tripod.com

 
 






 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
Radio

Venerará el siglo 21 al zapatero de los cuerpos
no modelados a golpe de bisturí,
si no con lezna y tirapié: miles de asesinados.
La ventana llora lluvia de maniquí 
y llanto inverso de náyade, logia de hoguera.
A los asesinos les crecerán pimpollos
y la locura será un billete de tren-Jesucristo
al caribe de la uñas quemadas, 
porque no hay piedad en los corazones
el mucílago flota libremente en las lágrimas.
No habrá adioses ni besos en la desesperación
del maldito tiempo al ser lagarto en otoño. 
Volverán las resacas dolorosas seculares 
al espejo del infinito en una centésima de segundo
al ver que el amor se suicida 
completamente solo en sobredosis de amargura.
 No se puede cambiar la vida
sin la radio de la muerte.
 

 
Hoy no existo

Yo no existo hoy
. Nada tiene que ver conmigo 
y se caen las luces al suelo
. Yo vi la luz de las cosas, 
quizá porque no existo hoy. 
Estoy en estado de avanzada soledad.
He muerto en un rincón
para disfrutar de la vida.
Zumo de mí 
se va hirviendo. 
Zanjas dulces en el corazón, 
porque hoy no existo. 
La piña de tus besos
es una granada que va a estallar ya 
en mi no existir 
hoy.
 

 
A traición

Estoy dormido en el fondo de la lluvia 
sin rencor en el oído
que haga dinámico mi bienestar.
Desnudo camino por el bosque
en mañana de cigarras epilépticas,
y lloran las lágrimas 
por las que quisiera que navegara
tu barquito de candelabro.
Y el mediodía es un salto a un pozo.
Quiero morir.
Pero no sé hacerlo sólo.
Por el paseo de castaños
paseaban los enamorados
besando el horizonte del alma,
sin saber que el amor nace,
envejece y muere de espaldas a ellos
y a traición.
 

 
Luna

Con los brazos abiertos,
acariciando los huesos,
la luna me llama en adios 
y un iris escarlata claudica.
No eres brillante ya, l
una de mi lento corazón, 
quizá ya no seas mía 
y tu huella sea soledad.
 

 
Cine de verano

Estoy bebiendo y fumando 
sentado en una tapia,
rompiéndome el corazón 
con tu recuerdo. 
Estoy bebiendo y fumando 
anestesia a las ruínas
que tu amor dejó 
y no estoy llorando.
Estoy bebiendo y fumando
sentado en la tapia
del cine de verano
que nos enseñó a besar.
Estoy bebiendo y fumando
y no estoy llorando, 
aunque mi mejilla está húmeda.
Estará empezando a llover.
 

 
Puta

Con un diminuto cielo en el bolsillo
me he escapado de tú ciudad. 
Tiraste mis ilusiones 
al joyero de tu traición 
sin un adios. 
Ahora mi sangre se ha cristalizado,
y a cada latido de mi corazón
se van rasgando más y más
mis arterias en heridas
que son tu iris, tus labios,
tu culito, tu alma, puta.
Puta, te quiero
aunque te acabes de reventar la cabeza 
con la magnum que te regalé
un catorce de Febrero.
¡Qué celos de esa pistola!
¡Cómo te amó en el momento 
de darte muerte, puta de mi corazón!
 

 
Vida y muerte

Es la muerte el frío más profundo
hasta dnde el sol aplasta
lo esbelto de los cañaverales.
Dice el doctor que no existe el tiempo
entre la vida y la muerte 
porque no hay novia del amor. 
Será la muerte fría para conservar 
una vida imperecedera de belleza y agonía. 
Vida y muerte son lesbianas.
 

 
Jugador

Jugando a las cartas una noche 
perdí la vida y perdí el honor
y hoy bebiendo vino, 
rezando a la tormenta 
me juego en la partida el corazón.
No tengo remedio, señorita, 
no insia usted una vez más:
no tengo pasaporte ni nada que me honre,
yo solamente soy una ilusión.
Jugador, he perdido, señor. 
Jugador, así he nacido yo. 
Mi alma es lo que a mí me queda
y la voy a apostar, te lo juro mi amor.
Las lágrimas se ahogan en la lluvia
y en el horizonte ya no hay luz, 
y cien perros sinatras, volando en un sombrero,
borrachos ladran triste esta canción. 
Jugador, así he nacido yo. 
Jugador, así moriré yo.
 

 
Gitanita

Gitanita de sucia espuma de mar 
y de llanto de niña. 
¿Dónde está aquella luna
que ponías en el cielo 
como si fuera una sonrisa?;
¿Dónde están los tatuajes
que en tus muslos florecían 
como bosques de misterio
en tu piel de fantasía?. 
Gitanita de mis besos
y de las leves caricias, 
te has marchado con la aurora 
por sus lágrimas bonitas,
y a mí me has dejado solo 
como a una olvidada aguja
desnuda en amapolas 
en una noche perdida.
 

 
Cadalso de amor y odio

Será la bilblia de las aguas del río 
la que diluya todos los cariños 
hacia un sueño dolorido, 
porque ser bueno es malo
para los espectadores de la actualidad. 
En el desoreden del cariño viven los humanos de secas lágrimas,
de triste dar y no recibir,
En un caos de besos y golpes 
de oscuro sabor y amargura. 
Quizá se pueda nacer en los álamos
o en los brazos de un clavel,
pero yo he nacido en un cadalso
de amor y odio eterno,
como tú, como todos.
 

 
Getsemaní

Nadie velará por mí.
Pedro, Juan,
ninguno me acompañará. 
Pedro, Juan. 
Yo quiero decir 
si puedo pedir
que apartes de mí este caliz,
ya no deseo su amargura.
Ahora quema. 
Yo he cambiado
y no sé por qué he empezado.
Yo tenía fé cuando comencé,
ahora estoy triste y cansado.
Mi camino de tres años 
me parece que son treinta
y que más puedo un hombre hacer.
Si he de morir 
qué se cumpla todo
lo que tú quieres de mí.
Deja que me odien,
que me claven en su cruz. 
Yo quiero ver,
yo quiero ver,
mi dios.
Yo quiero ver,
yo quiero ver,
mi dios.
Quiero saber,
quiero saber,
señor.
Quiero saber, 
quiero saber, 
señor. 
Si he de morir,
dime si es por querer
ser mejor de lo que fui. 
Dime si mi vida 
con la muerte he de cumplir
.Yo quiero ver,
yo quiero ver, 
mi dios.
Yo quiero ver, 
yo quiero ver, 
mi dios. 
Quiero saber,
quiero saber, 
señor. 
Quiero saber, 
quiero saber, 
señor, 
que con morir
que voy a conseguir. 
Que al morir
que voy a conseguir.
Quiero saber, 
quiero saber,
señor.
Quiero saber, 
quiero saber,
señor. 
Por qué he de morir,
dime porqué quieres 
que me claven en su cruz.
Muéstrame el motivo, 
dame un poco de tu luz. 
Di que no es inútil 
tu deseo y moriré. 
Me enseñaste el como,
el cuando, pero no el porqué.
Muy bien,
yo moriré, 
pero por favor, 
cuando muera mírame, 
por favor. 
Mira mi muerte. 
Yo tenía fé,
cuando comencé. 
Ahora estoy triste y cansado,
mis tres años ya son miles.
Por qué entonces tengo miedo 
de que ya todo termine?. 
Dios, yo no empecé,
fue tu voluntad.
Dame el caliz de amargura.
Clava, dobla, 
rompe, mata. 
Pero pronto, 
hazlo pronto, 
o yo me voy a arepentir.




 

demonios tus ojos 
agrio beso
 tormenta de tormento
itmo de sangre
 boleros enfermos vol.I
arco iris de lágrimas
 boleros enfermos vol.II
letras